1 mensajes

Bobby

Despues de que Capcom sacara Resident Evil 4 el cual aunque no era mal juego aun asi quedaba muy debajo como juego de Resident Evil, luego salio Resident Evil 5 y digamos que aqui fue donde esta Saga debio morir, pero iremos por partes:

1-Jugabilidad
La jugabilidad de RE 5 es parecida a la del cuatro debido a que tambien usa una vista en tercera persona y que no puedes disparar mientras te mueves aunque aqui el control se siente mas comodo y fluido y apuntar se hizo mas facil
2-Graficos
El juego visualmente se ve bien aunque aun asi se pudo hacer mas,aveces las estructuras se pixelean demasiado o las expresiones se notan muy borras en ocasiones pero con todo eso sigue teniendo unos graficos decentes
3-Historia
Debido a que me da flojera explicar la historia ahi les va un extracto de Wikipedia "Cinco años despues de los acontecimientos de Resident Evil 4, en el 2009, Chris Redfield como miembro de la B.S.A.A., es enviado a un lejano poblado africano, precisamente a Kijuju, siguiendo los pasos de un bioterrorista llamado Ricardo Irving, quien es buscado por la B.S.A.A. por vender armas biológicas a los terroristas. En la misión le asignan como compañera a una joven agente de la división africana de la B.S.A.A. llamada Sheva Alomar, junto a varios agentes regados por todo Kijuju (conocidos como el Grupo Alpha). Ambos agentes se dirigen hacia el punto de encuentro en donde se reúnen con Reynard Fisher (agente encubierto de la B.S.A.A en el pueblo). Una vez alistados, Chris y Sheva se encuentran con el primer Majini, una persona infectada con una especie de organismo parásito que los transforma en salvajes seres con el único propósito de eliminar a los agentes; algo muy similar a lo que el agente Leon S. Kennedy (otro protagonista de varios juegos de la saga) reportó en el incidente con la secta religiosa en España de los Iluminados. Al seguir explorando, se encuentran con que Reynard fue capturado; luego, enfrente de una muchedumbre, es ejecutado por un verdugo con un hacha. Los Majini divisan a los agentes, y ambos resisten hasta la llegada de Kirk Mathison (piloto de la B.S.A.A), quien los apoya en un helicóptero.

Mientras los agentes se dirigen hacia la base del Equipo Alpha, reciben mensajes de auxilio de parte del capitán de la unidad, Dan DeChant. Al llegar al lugar, los agentes se encuentran con los cadáveres del equipo, cubiertos de lo que parece ser brea negra. Entre ellos, se encuentra DeChant, moribundo. Éste le entrega un disco con evidencia de los movimientos de Irving, y luego fallece, producto de las heridas. En el camino, se enfrentan a Uroboros, un arma bio-orgánica que es una masa de pústulas negras surgida de uno de los cadáveres del equipo. Usando una incineradora, logran reducir la masa a cenizas. Chris logra contactar al Cuartel General, quienes ordenan que se continúe la misión.

Yendo a la estación de tren (según los reportes de los últimos movimientos de Irving) son asaltados por Majinis, debiendo Kirk intervenir de nuevo. En este caso el helicóptero es saboteado por varios Kipepeos (bichos alados que salen de los cadáveres de los Majinis) y cae en picada. El Cuartel ordena a las unidades que se dirijan al punto de impacto del vehículo, por lo tanto Chris y Sheva se dirigen allí. En el transcurso del recorrido, se enfrentan cara a cara contra un Majini con una motosierra (similar a los vistos en Resident Evil 4). Al llegar al lugar, encuentran el helicóptero destruido y el cadáver de Kirk incinerado. En una emboscada, varios Majini en motocicletas toman por sorpresa a los agentes, quienes se ven rodeados. No obstante, reciben apoyo del Equipo Delta, quienes también llegaron a la zona de impacto.

Luego del ataque, Chris se reúne con el capitán del Equipo Delta, Josh Stone, quien también fue el entrenador de Sheva. Josh les informa de que Irving se encuentra en las minas, y le entrega una tarjeta de memoria a Chris. En ella encuentra varias fotografías de una instalación secreta, y entre ellas halla una foto de Jill, quien parece estar en una especie de estado criogénico.

Tras atravesar las cuevas, llegan hasta la posición de Irving, pero cuando intentan capturarlo, una misteriosa mujer encapuchada atraviesa la ventana y ayuda a Irving a escapar. Al llegar al final de la carretera, un camión bloquea la misma, y se abre el contenedor del mismo, liberando a Popokarimu (un murciélago con mutaciones extremas producto del virus). Sin embargo, no es rival para Chris, quien lo hiere gravemente y cae al abismo del precipicio. Tras ello, llega uno de los agentes del Equipo Delta, Dave Johnson, quien los lleva de nuevo al pueblo en un Humvee.

En el camino al pueblo, son atacados por varios Majinis en motocicletas, pero Chris y Sheva los replegan usando las armas del vehículo. Al llegar al destino, encuentran al Equipo Delta totalmente eliminado, y a Josh desaparecido. Al bajar del Humveee, Dave se adelanta para verificar los cuerpos, y es aplastado por un Ndesu (gigante que también aparece en el anterior Resident Evil). Usando las ametralladoras logran neutralizar al gigante.

Tras indagar más a fondo el lugar y enfrentarse a un sin fin de salvajes y extrañas criaturas derivadas de los experimentos del virus y siguiendo a Irving por todo el desierto y matarlo en su propio barco (en una forma totalmente amórfica), este antes de morir les informa a Chris y Sheva sobre una cuevas, y que allí encontrarán respuestas. Cuando cruzan el río en un barco, Chris y Sheva llegan hasta las cuevas y siguen indagando por el subterráneo hasta llegar a un lugar que parece un laboratorio abandonado de Umbrella donde encuentran un archivo sobre una mujer rubia muy parecida a Jill. Chris llega a la conclusión de que Irving era sólo un traficante de Bioterrorismo, y de ser así, los verdaderos terroristas y orquestadores del caos debían de ser otras personas. Chris decide desobedecer las órdenes y buscar a Jill siguiendo y husmeando en el laboratorio, donde conocen a una misteriosa mujer de nombre Excella Gionne, quien no sólo les advierte que se vayan de ese lugar, sino también les dice que no tiene idea de quién es Jill y se va del lugar. No obstante Sheva piensa que Excella está mintiendo y ofrece su apoyo a Chris en seguir a Excella a los sótanos del lugar.

Una vez que ambos llegan a donde está Excella, son atacados por la mujer con máscara, quien no sólo era la cómplice de Irving sino que es el guardaespaldas de Excella. Cuando Chris y Sheva están a punto de ser vencidos, Chris logra darle un disparo certero en la cara a la mujer pájaro causando que su máscara se rompa, es entonces que una voz muy conocida para Chris se hace presente, más y nada menos que Albert Wesker. Chris no se hace esperar y ataca sin piedad a Wesker para hacerle pagar por lo de Jill. Sin tener éxito, Chris es sometido por Wesker con facilidad y le dice que no debe odiarlo, pues su compañera Jill no está muerta y que seguramente "una persona se pondrá muy feliz de verlos". Entonces Wesker le retira la capucha a la mujer "guardaespaldas" y Chris observa asombrado que se trata de Jill. Sin responder a sus preguntas y sin mediar palabra con él, Jill ataca sin piedad a Chris y a Sheva. Chris le reclama a Wesker por lo que le ha hecho a Jill, Wesker responde que "es la única y la misma, sólo que esta vez está de su lado y que ha llegado el momento de arreglar las cuentas, después de todo ahora son dos contra dos". Tras una larga pelea, justo cuando Jill está a punto de matar a Chris, él la llama por su nombre completo y entonces Jill lo suelta y Wesker, al darse cuenta, usa un control remoto con el cual la controla, y ella comienza a retorcerse del dolor por el dispositivo que le implantaron en el pecho, pero no puede negarse a obedecer mientras siga bajo el control del mismo. Wesker observa y decide que quizás es mejor dejar a los "compañeros" solos, pues necesita ocuparse de su plan final y tras irse deja todo en manos de Jill. Chris y Sheva ahora saben que si logran quitarle a Jill ese aparato del pecho, podrán volverla en sí.

Aunque no les resulta fácil, Chris logra extirparle el dispositivo con lo que Jill vuelve en si pidiéndole disculpas a ambos, y les explica que podía escucharlos y mirarlos, pero no podía detener sus acciones. Tras una breve conversación, Jill les dice que deben detener a Wesker antes de que propague el virus Uroboros por todo el mundo. En esa plática, al observar la insistencia de Chris para que los acompañe, Jill le pregunta a él que si acaso no confía en su nueva compañera o por qué no se va y detiene a Wesker, tras comprenderlo, Chris y Sheva se miran y saben que se ha creado un lazo de amistad y responsabilidad muy fuerte y deciden seguir la misión dejando a Jill sola para que descanse.

Chris y Sheva se infiltran con éxito en el barco desde donde Wesker planea liberar el virus. En uno de los camarotes se encuentran con Excella; ambos fracasan en detenerla, y en su escape se le cae un maletín, que se abre desperdigando su contenido. El maletín contenía inyectables denominados PG67A/W(diferentes teorías asolan sobre este acrónimo, pero una de las posibles teorías con más fuente es Progenitor ``G´´ XX67 Albert Wesker), siendo un tipo de suero que controla y regula el virus dentro de Wesker, evitando que eclosione y sufra una mutación. Cuando los Agentes llegan hasta una especie de bodega de carga llena de cuerpos muertos de los Majinis, se encuentran con una Excella moribunda retorciéndose de dolor al saber que Wesker la ha infectado con el virus Uroboros. Mientras, Excella le pregunta a Wesker el por qué, si todo lo que ella hizo fue por él, por lo que sentía por él y porque iban a cambiar el mundo juntos. Con su último aliento, Excella grita el nombre de Albert y es transformada en una mutación del Uroboros. No obstante, Sheva pregunta asombrada el por qué de la actitud de Wesker, a lo que Chris responde: "Wesker no necesita a nadie más que a él mismo". En tanto, Wesker está observando desde la cabina de control, y a través de una bocina les habla de que pronto serán testigos del nuevo génesis del mundo cuando todos sean contagiados con el Uroboros. La pila de cadáveres empieza a mutar, convirtiendosé en Uroboros tipo Aheri, una bestia imponente. Después de destruirlo, vuelven a la sala de control y Chris recibe una transmisión de Jill, en la cual Jill les dice que Excella aplicaba un suero a Wesker el cual se llamaba PG67A/W. Sheva saca una dosis que tomó y se la da a Chris. Después de ello empiezan a dar caza a Wesker, que planea esparcir el Virus Uroboros por todo el planeta en un avión diseñado para llevar los misiles que contienen el virus, y acondicionado para esparcirlo. Los Agentes llegan hasta la zona de despegue, en donde Wesker los esperaba. Después de una intensa batalla, Sheva logra someter a Wesker, y de esta manera Chris logra inyectarle la sobredosis del suero. Aún a pesar de la inyección, Wesker logra escapar hacia el avión. En un combate cerrado, Chris abre la compuerta del avión para que Wesker salga volando, pero este se agarra de Sheva. Ésta decide soltarse, y Chris, quien tiene un flashback de lo ocurrido con Jill al intentar detener a Wesker, decide que no ocurrírá lo mismo dos veces. Chris logra sujetar a Sheva, y ésta desenfunda su arma y dispara Wesker a quemarropa, quien sale despedido de la bodega, supuestamente muerto. El avión cae en picada sobre un volcán en una isla inhabitada.

Chris y Sheva apenas sobrevivieron al impacto, y salen de los restos del estrellado avión. En eso, aparece Wesker, seriamente malherido, diciendo que "la pelea apenas comienza". Luego perfora uno de los contenedores con el virus, y muta, haciéndose más grande y fuerte. Tras la pelea más fuerte y definitiva, las rocas donde estaban ellos colapsan y comienzan a desmoronarse causando que Wesker caiga a la lava hirviendo. Chris y Sheva, a punto de sufrir el mismo destino, se salvan cuando aparece un helicóptero piloteado por Josh. Desde el helicóptero, Jill extiende una escalera plegable para que suban y escapen. Cuando piensan que están a salvo, la voz furiosa de Wesker gritando el nombre de Chris retumba ante todos. Aún en la lava, intenta arrastrarlos a la misma con sus tentáculos (producto de la mutación). Chris y Sheva, usando unos lanzacohetes, logran darle el tiro de gracia final a Wesker, quien finalmente muere por la explosión. Por fin todo parece haber terminado; es entonces donde Chris se pregunta si toda esta lucha vale la pena para un mundo sin miedo, cuando llega a la conclusión de que sí vale la pena mientras el helicóptero se pierde entre el amanecer" ahora todo lo que vieron aqui suena interesante no? pues digamos que en terminos de ejecucion es... como decirlo sin ofender? CACA. el juego no puede centrarse en un punto de la historia por que en una parte quieren mostrar como los protagonistas sufren cuando matan a los infectados para luego mandar eso a la mierda y matar zombies como locos,luego de que Chris quedo traumado con la muerte de su compañera y asi todo el juego. la historia trata de abarcar muchos puntos y temas pero falla miserablemente dandoles poco y nada de relevancia a esos puntos por lo que la historia pierde solidez
4-Musica
no se de musica asi que no c

en conclusion Resident Evil 5 es un juego mediocre
5
/ 10
91 mensajes

dpineda

Eso es verdad, resident evil 5 fue fracaso pero ni hablar de el resident evil 6 este si fue una total barbaridad, absolutamente todo malo. Cosa que el resident evil 5 compenso con sus DLC los cuales lo ayudaron un poco

Inicia sesión

¿No tienes usuario? Regístrate, es gratis.